El cambio climático es un tema que no para de ser objeto de discusión en la actualidad. Principalmente porque “estamos viviendo un problema para siempre”, según expresa Bruce Glavovic, profesor de la Universidad de Massey en Nueva Zelanda.

Después de varios días donde millones de manifestantes llamaran a la acción internacional y líderes mundiales a una reunión en la Combre de Acción Climática de Naciones Unidas, la colaboración a escala global es necesaria para hacerle frente a estos cambios, según el máximo órganos científicos del mundo.

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático

Según un informe presentado por El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, respaldado por las Naciones Unidas, explican las consecuencias que estaría atravesando el mundo si no se logra controlar las emisiones de carbono.

Dentro de los diversos temas tratados en el documento, el principal de ellos está relacionado con el crecimiento acelerado de los mares, el cual alteraría de forma permanente la forma de vivir de los humanos.

“Esta es una crisis existencial. Este no es un problema de ciencia. Lo que estamos enfrentando es un imperativo moral”

Bruce Glavovic

Entre los demás hallazgos de la ciencia plasmados en el artículo, se encuentran el retroceso de los glaciares, el aumento de los niveles del mar, las mareas tormentosas, el colapso de los ecosistemas marinos y la desaparición del hielo ártico.

Un problema que viene del siglo pasado

Toda esta problemática no es nueva, ya que desde 1970 los océanos se han venido calentando. Según este informe, más del 90% del calor atrapado en la atmósfera ha sido absorbido por los océanos.

No obstante, desde 1993, la velocidad de calentamiento ha aumentado más del doble.

Al mismo tiempo, todo este calor absorbido no solo ha afectado a los océanos, está alimentando tormentas más poderosas y catastróficas.

Adicionalmente, en el último informe realizado en el año 2013 por IPCC, se estimó que los océanos pueden subir más allá del umbral proyectado, el cual era un aproximado entre 40-50cm para el año 2100.

Hoy en día y debido a la contaminación atmosférica y polos derretidos están considerando que incluso sobrepasen estas cifras.

Las proyecciones no son fáciles ni favorables

Este tipo de temas resultan difíciles de proyectar, ya que depende de reacciones en cadena capaces de descontrolar todo el sistema.

Basado en ello, Ko Barrett, vicepresidente del IPCC informó que “nuestra mejor proyección es que veremos impactos aún mayores en el futuro”.

Asimismo, expresó que “el panorama no está perfectamente claro”, por tal motivo los gobiernos están teniendo problemas para planificar y asumir esos impactos de mayor envergadura.

De este modo, no bastará con adaptarse a una nueva realidad, según los autores de IPCC.

Principalmente porque hay “límites de aceptación” o porque el ingenio humano no es capaz de igualar la ira natural.

En total, más de 100 autores de 36 países se unieron para dar pie a este informe con la idea de resaltar la importancia de las decisiones humanas para lo que suceda después, destacando que el agua, el hielo y la vida en la tierra, dependen directamente de océanos sanos.

Leave a Reply